Agnes De Mille

"La expresión más auténtica de un pueblo está en sus danzas y su música. Los cuerpos nunca mienten. "

viernes, 26 de julio de 2013

¿Nacional o autovía?

Nada es igual, y somos conscientes de ello. Pero existe un problema, el problema de que no queremos asumirlo.
Todos los caminos acaban dividiéndose en otros muchos, nos guste o nos disguste, hay sucesos que ocurren sin explicación, simplemente porque tienen que ocurrir, y creo que ya va siendo hora de que nos demos cuenta. No todo en la vida tiene una explicación propia, muchos achacan estos acontecimientos a Dios, los que no son necios lo atribuyen al destino.
Las personas somos como las piezas de un puzzle, tenemos que encajar unas con otras, sino buscaremos la pieza que sea acorde con nuestra forma. Eso precisamente es lo que buscamos toda la vida, con lo que nos obsesionamos, con la persona que encaje con nosotros, con esa persona especial, con esa con la que dormir y a la mañana siguiente enternecerte al verla a tu lado. Admítelo, tu también quieres una persona así, que te cuide y te quiera, incluso que te ame. Pero la vida es así, nunca sabes lo que te va a deparar, si lo supieras ¿qué tendría de divertido?

Es decepcionante que la vida no quiera dártela cuando tu quieres, pensarás; yo solo creo que para decepcionar la vida no es la más indicada, pero si lo son las personas que hay en ella. Personas que creías que iban a estar ahí siempre y te sustituyen a la más mínima, eso si es decepcionante. Yo siempre me digo: "quizá es que no estaban a tu altura, o quizá es que no te merecían", que, pensándolo en frío, puede ser verdad, ¿no? En realidad es mejor no pensarlo, seguir adelante, y que pase lo que tenga que pasar, incluso a veces es mejor recorrer la carretera nacional que ir por la autovía.
  
Lo que tenga que suceder, sudecerá, no podemos ir en contra de la vida. Por eso lo mejor es disfrutar de cada momento, pensando en el prensente, dejando a un lado el pasado y sin obsesionarnos con el futuro, que es incierto.
 

sábado, 16 de marzo de 2013

Una realidad paralela.

¡Qué bien sienta todo en boca de otros! Todo tiende al paraíso cuando oyes dialogar a otras personas, ¿o no es cierto?
Siempre he oído que el ser humano es un ser perfecto, un ser inteligente, pero sinceramente yo no se donde le ven tales cualidades, para mi es el ser más imperfecto que existe, el ser más necio y el único tan tonto que perjudica a los de su especie. El ser humano es un ser mentiroso por naturaleza, un ser de apariencias, su condición natural es fabricar falacias con el fin de llegar a un bienestar propio al cabo del tiempo.

La hora, la fecha,... son meros número que indican que el tiempo pasa, y, gracias a los cuales, te das cuenta de que hasta ahora no has hecho nada, han pasado los días, los minutos, los segundos, y no hay resultado.
Miras atrás y solo ves que has tropezado con la misma piedra cuatro mil trescientas veintiséis veces.
Entonces es cuando te preguntas "¿a esto es a lo que llaman perfección?"; en mi opinión sería más perfecto un elefante con alas de mariposa.

martes, 11 de diciembre de 2012

La naturaleza de los valores morales.

Dicen que la fé mueve montañas. Yo creo que la fé no es capaz de mover el Everest. Dicen, que teniendo fé se llega a muchos lugares, en mi opinión todos los caminos llevan a Roma.
Con todo esto no quiero decir nada, pero me apetece decir mucho.
En el mundo en el que vivimos con la fé no llegas a ningún lado, ni con el cariño, ni con el amor,ni... En este mundo lo que mueve montañas es el dinero, todo el mundo prefiere llorar en un Ferrari a llorar en un "Seat 600", y claro todo esto conlleva a la injusticia.
Desde muy niños nos enseñaron a respetar, a amar, a compartir... pero esas personas que lo hicieron son las primeras que, si ven a alguien distinto a ellos en la otra acera, susurran al oído de su compañero o compañera "mira ese, vaya pintas". Pero ¡eh, señores! que ante todo respeto, claro que si, todo se ve mejor diciendo eso, como con más luz ¿verdad?.

Me parece PENOSO, que a día de hoy pase eso. Me parece penoso que a día de hoy se siga criticando a alguien por ser diferente, porque no tenga el mismo gusto para vestir que tu, porque su orientación sexual sea distinta a la "normal", porque su color de piel no sea "el adecuado", porque tenga una creencias que "la gente normal" no tiene, o viceversa.
¿Alguien se ha parado a pensar el daño que se le puede hacer a una persona al no aceptarla por semejantes tonterías? ¿Alguien se ha parado a pensar dónde puede acabar esa persona inocente condenada en el juicio de una sociedad hipócrita? Quiero pensar que no, si no dudo que tengáis un corazón en el pecho.

Está claro que cada persona se diferencia del resto en algo, si no la vida sería muy aburrida, y eso no es malo, todo lo contrario, es la esencia de las personas. Lo que es malo que es que esa esencia se derrame por alguien avaricioso que quiera toda para si mismo, alguien que quiera destacar siempre ante el resto. Esas personas que se creen diferentes al resto, superiores, deberían saber que en un charco, todas las gotas de agua son exactamente iguales; y puede que al principio las más llamativas sean las de la superficie, si, las de más arriba, pero al final las que están más abajo son las que acaban siendo las más importantes, y las más duraderas.

domingo, 7 de octubre de 2012

Una nueva era.


Lo peor de todo es cuando el mundo ve lo mismo que tu, pero de forma distinta, desde un punto de vista diferente, que no raro, pero si extraño; y el respeto se torna en una simple palabra sin significado alguno.

¿Y qué es lo que hacemos nosotros en ese momento? aplaudir, aplaudir como simples marionetas que somos, porque el "más fuerte" es el "mejor". Pero, ¿saben qué señores? ¿saben como se llama eso? ¿saben como se llama la etapa cuando el respeto deja de estar presente? DISCRIMINACIÓN.
¿Por qué alguien, anónimo, puede menospreciar a otro alguien por diversión, o por simple sentido de superioridad? No lo entiendo. Perdónenme señores pero no lo entiendo; ¿están ustedes seguros de que no se quedaron en la Edad Media? ¿¡ESTÁN USTEDES SEGUROS DE QUE SUS IDEALES SON DEL SIGLO VEINTIUNO!? 

Rabia, es lo que me produce, rabia de que algunas personas de este mundo no hayan recibido una hostia a tiempo; y es que no todo se basa en números o en letras, a veces también se basa en hechos. No siempre todo es blanco o es negro, a veces también puede ser gris.

Queridos seres humanos "superiores" hoy por hoy TODOS somos iguales, da igual el sexo, el color de piel, la religión, la sexualidad... Nadie puede volar sobre el resto...
... porque el que lo haga alomejor se encuentra con un disparo en el intento que le hace cambiar de trayectoria, pasando de ser el cazador, a ser el cazado.

miércoles, 6 de junio de 2012

Growing up.

El tiempo pasa, claro está, y cada vez más rápido, tanto incluso que temes que te atropelle por no llevar puesto el chaleco reflectante, temes no poder con él, que sea más fuerte que tú.
El tiempo es el único culpable de todo.
Si, estás asustado, ¿y qué? ¿nadie tiene derecho a asustarse? ¿ahora todo el mundo está hecho un valiente?

Cada día que pasa maduras, y vas viendo qué clase de personas son en realidad las que te rodean, pero es que cuando pasan trescientos sesenta y cinco días y miras hacia atrás te das cuenta de todo lo que has pasado, algo que no puedes hacer día a día, y asumes que no podrás volver a repetirlo.

Crecer es igual a madurar, a libertad, a vivir de otro modo,... y es que según vas creciendo vas dejando atrás ese "mamá no quiero más", ese "papá comprame esto", a ese paso de no poder hacer nada a poder hacer todo y te vas adentrando en el mundo de la independencia y de los riesgos que esta conlleva.

sábado, 2 de junio de 2012

El destino es bipolar.

Hay días en los que te levantas y lo primero en lo que piensas es en el porqué de las cosas, en porqué tiene que llegar ese momento, en porqué no pudo ser tal cosa de tal forma, en porqué le damos importancia a asuntos que no la tienen...
El destino, es él, sin él no seríamos nadie a la vez que seríamos el todo. No nos damos cuenta pero siempre está ahí, por mucho que nos duela o nos haga felices.
Quizá no nos estemos dando cuenta, pero nos está afectando todo el tiempo.
Hay momentos que gracias a el se acaban y no quieres que lo hagan, como también hay momentos que quieres que terminen y no lo hacen; pero contra ello no podemos luchar, lo único que podemos hacer es vivir, vivir la vida tal y como se nos presenta, con lágrimas y risas, con llantos y carcajadas, con broncas y bromas.

No digamos "adiós" a nada ni nadie, sino digamos "hasta pronto" que del destino nunca se sabe. Miremos hacia el futuro y tengamos al destino como un simple complemento, dejemos de preguntarnos el "porqué" de todo, el "qué pasará", y afirmemos que estamos vivos, que nos sentimos vivos y que estamos aquí, que no es poco.
¡Sintámonos afortunados! no todo el mundo puede sentirse vivo.
Luchemos contra viento y marea, contra una tempestad incluso para que llegue la calma, para poder cumplir nuestras metas y nuestros sueños.
Si ya lo decían unos amigos míos: "Vamos a dejar de comernos la cabeza, y vamos a empezar a comernos el mundo".
Y es que nada es imposible, si se lucha por conseguirlo.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Un sonido peculiar.

Se oye mucho ruido, como para poder romper un cristal, ¿qué será?, parecen personas, gente, de todo tipo; no les entiendo, no entiendo lo que dicen, no se si hablamos la misma lengua.

-"Hola, ¿qué pasa?". 
Todos me miran de muy distintas formas, descaradamente. ¿Como lo interpreto?, ¿he dicho algo que no debiera?.
Rumores, nada más que eso, murmullos; eran molestos murmullos.
Me da la sensación de que esa gente son jugadores, la mayoría con "ases en la manga", que solo hacen eso, jugar, pero que les importa más el resultado que el solo hecho de participar. 
Me parece que juegan al "teléfono estropeado", yo jugaba de pequeño, era muy divertido, salían frases absurdas.
No me digáis porqué, pero creo que no estoy en el lugar adecuado, ni en el momento correcto, o quizás si; contra el destino no se puede competir.

Siguen y siguen "jugando". Parece que no avanzan. Traman algo.
No se dan cuenta de lo que pasa a su alrededor, obvian la realidad. La realidad es que están solas, nadie entra en su "juego". Y es que no son honestas, jugando con trampas no se puede ser.
Siguen hablando, gritando, murmurando, cada vez en un tono más y más alto, ensordecedor, pero ensordecedor de las gilipolleces que componen esas palabras, esos gritos, esos murmullos.
Sus argumentos se reposan en la contradicción, se basan en la mentira.
El final de esta historia llegará cuando, de tanto ruido molesto, se queden sordos. Una pena que no se queden mudos también.

miércoles, 15 de febrero de 2012

No hay explicación disponible.

Juro que no encuentro respuesta a la pregunta "¿Por qué?". El final se acrecentó, y al final, pasó, no lo entiendo, o no lo quiero entender.

Quiero que sepas que aún que no estés el amor va a ser el mismo, aunque sea a distancia, a kilómetros de distancia.

"Te quiero" me alegro de haberte dicho esas palabras en su momento, la verdad es que no me arrepiento de todo lo que he pasado a tu lado, pero ¿ya?, ¿tenía que ser ya?, ¿tenía que llegar ya el momento en el que ya no le puedes volver a decir "te quiero" a una de esas personas por las que vivías y luchabas día a día?.

Yo voy a seguir intentándolo, el luchar digo, lo juro, por ti, que espero y se con certeza, que leerás esto, por muy lejos que estés.

Tengo recuerdos juntos, diecisiete, casi dieciocho años, dan para mucho; felices todos ellos, a tu lado no se podían tener recuerdos malos.

Son las 6.30 de la mañana y aquí estoy, recordándo esos carrillos rojizos permamentes que tenías, característicos tuyos, esa forma que tenías de darme esos achuchones de abuela que me dabas, ese cocido que me hacías los domingos que iba a verte por que yo te lo pedía, esos refranes tuyos que siempre me decías, y esas palabras tuyas que me decías antes de salir por las noches, "vuelve cuando quieras, pero no vuelvas borracho", luego me sacabas una sonrisa y tu me la respondías con otra.

Ahora mismo, y durante toda mi vida, lo único que quiero es volver a verte. Necesito volver a verte.

Sea como fuere, te deseo lo mejor, se feliz, como tu solo sabes, disfruta tanto como has sufrido en esta p*** vida. "Te lo mereces, bueno, tu te mereces el cielo entero" le dijo el nieto a la abuela.

¡SIEMPRE!

lunes, 23 de enero de 2012

El que no arriesga no gana.

Abrir los ojos y no ver lo que quisieras ver, impotencia, sientes que el mundo se abstiene de toda dificultad y de todo reto, no tienes la autoridad suficiente. No te escuchan, te ignoran.
Te envuelven en el estado de agonía permanente en el que ellos están sumidos.
Pasas de ser la persona más feliz, gracias a momentos con los que de verdad te quieren, literalmente hablando, con las personas que no fingen que lo hacen; a ser una persona que odiarías.

Reflexionas sobre el futuro, aunque quede lejos, da igual, tu reflexionas, y sobre el pasado, le das vueltas a todo lo que has hecho y piensas "¿Lo habré hecho bien?"; no obtienes respuesta, y si la obtienes es negativa. "¿Para qué tanto esfuerzo?".

Obvias el presente y no le das importancia, lo dejas a un lado, si, vives, estás vivo ¿y qué?, si en éste mundo solo se sabe reprochar y echar en cara lo que hacemos mal; nadie, y digo nadie te premiará, suficientemente, lo que haces bien.

La sociedad ha sido creada para llenar el vacío que tenemos cada persona, supuestamente; aunque a veces parezca que ha sido fabricada para que nos angustiemos y decaigamos cuanto antes. La sociedad no puede parar el ciclo reproductor de la vida.
La vida es como una enfermedad de transmisión sexual; la sociedad no es la cura, no la erradica, pero si que puede hacer que dure menos, y eso es exactamente lo que hace.

El final de toda esta historia es la evaporación de todo infectado. ¿Y a quién le importará entonces?, a nadie, prácticamente igual que ahora.
Solo hay una solución, es muy arriesgada y solo unos pocos lo consiguen: tienes que quererte y confiar en ti mismo.

sábado, 14 de enero de 2012

Ya no sé a qué atenerme.


Dolor de cabeza, cansancio, sueño,... excusas producidas por la realidad corpórea con el mero fin de no realizar la actividad que debiera, mera vaguería.
Todo ello deriva en las malas acciones, en la falta de voluntad, en la falta de autocontrol, en las modas pasajeras que al final no son tan pasajeras y se convierten en costumbre, en un modo de vida.
No destroces nada, no fuerces, simplemente disfruta.

Seguidores